Tecnología en Tercera dimensión o 3D ¿ciencia del futuro?

philips_3d-display-2w20-041 Dunnia Castillo Galán

Impresoras capaces de crear piezas o maquetas a partir de un simple archivo. Arma de fuego fabricada casi completamente en plástico gracias a estos dispositivos. Bolígrafos con los que se puede dibujar en tres dimensiones trazando figuras en al aire. Películas en las que el espectador se siente dentro de la escena con solo usar unas gafas especiales, y así, un sinnúmero de nuevos inventos creados bajo el sello de la tecnología en Tercera Dimensión o 3D, como más se le conoce.

Hablar de un universo tetradimensional, constituido por tres dimensiones espaciales y una temporal, no es un concepto creado en medio de esta convulsa postmodernidad, sin embargo, corresponde a esta era digital, la ampliación de su uso.

Una nueva gama de acciones y posibilidades toca las puertas de la humanidad utilizando como base a este recurso, pero ¿serán los beneficios de esta mayores que sus perjuicios? ¿Se imprimirán más tráquea artificial como la creada por el grupo de investigadores de la Universidad de Michigan que salvó la vida de un bebé de tres meses, o el mayor uso será en la fabricación de artefactos nocivos como armas de fuego.

Hasta hace muy poco pensar en imprimir estatuas u otros objetos voluminosos no era siquiera un sueño y menos aún, dibujarlos sobre el aire hasta que tomaran la forma, sin embargo…

Impresión en 3D ¿desarrollo?…

Escuchar hablar por estos días de impresoras 3D se ha puesto muy de moda. Muchos repiten sobre las bondades de una máquina capaz de crear,a partir de un simple archivo de diseños, piezas o maquetas tridimensionales de plástico, yeso, metal o vidrio.

A pesar de que ha sido en el siglo XXl donde con más énfasis se ha hablado de estos equipos, hay que destacar que la estereolitografía, fabricación óptica o foto-solidificación–nombres que también recibe la impresión en 3D- no es para nada nueva. La patente de la impresión en tercera dimensión está fechada en 1984 y su creador es Charles Chuck Hull.impresoras-3d

La empresa 3D Systems que actualmente comercializa impresoras de este tipo y el software necesario para su funcionamiento, también llevan el sello de Hull. Inicialmente la materia prima para la impresión eran sólo algunos tipos de polímeros, fundamentalmente plásticos, pero en 2011, Hull mostró las nuevas impresoras capaces de trabajar con metales como el oro y la plata.

Los beneficios obtenidos mediante esta tecnología han sido diversos y versátiles. En la medicina podría ser la respuesta a muchos problemas. Científicos estadounidenses han conseguido ya obtener e implantar tejidos óseos en la reconstrucción de un cráneo, tráqueas artificiales, así como la impresión de una oreja en la Universidad de Cornell.

Laboratorios de biología trabajan ya en la impresión de vasos capilares, venas, tejido cardiaco e incluso se investiga la posibilidad de imprimir órganos enteros para trasplantes de hígados, corazones, cartílagos y huesos.Los resultados obtenidos son prometedores, y aunque requiere de algún tiempo de perfeccionamiento, por delante existen ya muchos proyectos sustentados sobre estas novedades.

“En la actualidad, los usuarios que quieren comprarse, pongamos como ejemplo, una nueva carcasa de móvil o un simple interruptor, se van a la tienda correspondiente. Pero en un futuro lo construirán ellos mismos de forma personalizada y sin moverse de casa”, ha añadido Javier Pairet, director general de la compañía española ProtoRapid, dedicada a la fabricación rápida de prototipos para diversos sectores empresariales.

Durante 2012, en España se adquirieron tan solo 300 modelos industriales y particulares. Muy poco comparado por ejemplo con Holanda, donde se vendieron 3.000 unidades durante el mismo período de tiempo.

De momento, toda una industria florece alrededor de este invento. Los hay que comercializan carcasas de teléfonos móviles personalizadas o incluso reproducciones de fetos para padres. Pero, ¿qué más puede imprimirse con este equipo?

¿Liberator? Tal vez.Ahora ¿Libertador? Está por ver.

Si bien es cierto que los beneficios de la impresión 3D bien pueden llegar en algún momento, es imposible no abordar algunas de las consecuencias del dispositivo que permitirá a cualquier individuo desde su casa crear los más inesperados artículos, algunos de ellos, bastante peligrosos.

Según anuncian varios medios, un arma salida de una impresora 3D ha logrado, por primera vez, disparar balas del calibre 0.380. Con el nombre Liberator –en español liberadorse trata de un artefacto de diseño amateur fabricado casi completamente en plástico, gracias a una impresora Stratasys Dimension SST 3D de segunda mano que costó apenas 8.000 dólares (unos 6.000 euros).

Liberator fue creada por Cody Wilson, un estudiante de Derecho en Texas de solo 25 años con la intención de construir un arma que todo el mundo pudiera fabricar utilizando sólo una de estas impresoras.

liberatorforbes1 De las 16 piezas que conforman el arma, 15 están fabricadas en plástico a partir de una impresora 3D, a excepción de un solo clavo que se utiliza como percutor. El equipo cuenta con cañones intercambiables y por si fuera poco, también dispone de licencia en EE.UU., por lo que es completamente legal. El diseño utilizado se inspira en otra arma también llamada Liberator, fabricada durante la II Guerra Mundial por EE.UU. para mandarla a los focos de resistencia en territorios ocupados de Europa.

La primera prueba exitosa del artefacto ya tuvo lugar y con ella se ha levantado un amplio debate sobre el control de armas dentro y fuera de EE.UU. al demostrarse la posibilidad de imprimir una pistola simplemente descargando los planos y mediante una impresora 3D, dispositivos estos cada vez más extendidos, populares y asequibles en los países desarrollados.

Al decir de Wilson su intensión no es para nada impulsar ningún tipo de revuelta armada en EE.UU., pues tan solo “busca demostrar cómo la tecnología puede hacer que los ciudadanos rodeen las leyes y creen su propio espacio soberano, hasta que los Gobiernos se vuelven cada vez más irrelevantes”. No obstante, Libertador ha sido presentada en la revista Forbes y ya la han puesto a prueba.liberator5

A pesar de que para Wilson la creación de “Libertador” no ha sido más que puro entretenimiento y desafío, ahora queda esperar qué significará para el mundo esta nueva posibilidad. Si bien hoy en día es usual escuchar de tiroteos y muertes en disímiles partes del territorio norteamericano, y sobre todo en escuelas, no será difícil imaginar el futuro que se vivirá en ese territorio cuando comiencen a circular por las calles estos artefactos.

Cuestionable será pensar en la posibilidad de controlar el uso de armas de fuego en el país norteño, pues si hasta ahora a pesar de los reiterados intentos por aprobar una verdadera ley de uso de armas por la sociedad no han sido visibles resultados halagüeños, la misma servirá de muy poco cuando las personas no tengan que pedir autorización para crearse sus armas y menos aun, para dispararlas.

3Doodler: otro resultado de la tecnología 3D.

Un bolígrafo con el que se puede dibujar en tres dimensiones trazando figuras en al aire, constituye otro invento resultado de la tecnología 3D. Su padre es el alemán Mac Bogue y 3Doodler, nombre con que fue bautizado el bolígrafo, fue presentado en septiembre en la Feria IFA de Berlín, el evento de tecnología más importante y tradicional de Europa.

3doodler-3d-printing-pen-640x353 El dispositivo tiene la forma de un gran resaltador y se carga con varillas plásticas de colores, dependiendo de lo se quiera diseñar. Lo más sorprendente del invento es que la tecnología desarrollada por Bogue permite que el plástico, tornado en sustancia maleable por acción del calor, quede suspendido en el aire a medida que se va dando forma a los dibujos tridimensionales.

Utilizando 3Doodler es posible dibujar una estructura, una figura y hasta una línea en el aire y en 3D. El plástico que utiliza es ABS, el mismo que utilizan las impresoras 3D. De este modo el creador alemán ha dado forma a miniaturas de la Torre Eiffel y el reloj Big Ben de Londres, como muestra de lo que se puede hacer con su invento.

Ciertamente el dispositivo fue uno de los que más llamó la atención entre los avances tecnológicos presentados en la Feria IFA de Berlín, donde anualmente se presentan las principales invenciones del sector de la electrónica mundial.

Una vez a la venta, se estima que el lápiz costará unos 50 o 60 euros y el kilo de material ABS, entre 20 y 40 euros.

Los avances en el área de la tecnología 3D, no se detienen en el cine –donde fue utilizado por primera vez en 1922-, impresoras, armas de fuego y bolígrafos, si no que ahora también se habla de una máquina impresora de joyas y fue anunciado que los astronautas que viajarán a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) en junio de 2014, se llevarán por primera vez una impresora 3D al espacio, con el objetivo de reproducir piezas que se hayan “roto o perdido” en órbita.Según la NASA, el equipo ahorraría tiempo pues en vez de esperar por piezas de recambio o nuevas herramientas enviadas desde la tierra, los astronautas podrán fabricar lo que necesiten.

Las posibilidades y limitaciones del uso de la tecnología en Tercera Dimensión aun están por verse en su máxima expresión. Habrá necesariamente que esperar para poder expresar un juicio crítico a pesar de que aparentemente su uso promete. No obstante, se hace necesario estar alerta ante prácticas que de esta se hará, pues ya hemos sido testigos de como cada vez que se crea un nuevo invento aparecen quienes cambian el derrotero de la historia dándoles usos negativos que lejos de ayudar a la humanidad la ponen al borde de su desaparición total. Lo cierto es que a pesar de todo, la tecnología 3D aun resulta una nueva puerta por descubrir.

Anuncios

2 comentarios en “Tecnología en Tercera dimensión o 3D ¿ciencia del futuro?”

  1. Ya había escuchado hablar de esta herramienta tecnológica, es increible como el sentido creador del hombre ha crecido y se ha desarrollado tantro, al puntode crear una herramienta de este tipo, es un avance muy positivo para el mundo de la arquitectura, los audiovisuales, y porque no?, la medicina también. Se imaginan que facil seria para todos entender un problema médico a partir de una maqueta humana de ti mismo, jaja que bien no?. Pero asi mismo como me alegro, creo que también es precupante que tipo de personas tendrán acceso a este tipo de herramientas, la cuestion de la Ética en el uso de las tecnologías es un asunto de muchisima importancia.

    Me gusta

  2. La tecnología en tercera dimensión se ha convertido en uno de los inventos más innovadores del siglo,la creación de impresoras en 3D y de lapiceros que pueden reproducir imágenes en 3D son adelantos muy esperanzadores ya que a esta tecnología se le podría dar un buen uso en la medicina y la ciencia.Hasta ahí todo está bien,pero cuando se empieza a hablar de armas es cuando me preocupo,esta nueva tecnología podría ser el fin del siglo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s