Un blog para Martí

Por Yisell Rodríguez Milán

Hoy pienso: ¿Y si Martí hubiera tenido un blog, como sugirió Ignacio Ramonet el año pasado, se le hubiera hecho difícil conectarse a Internet? ¿Y con cuenta en Twitter, le alcanzarían 140 caracteres para expresarse? ¿Qué habría posteado en Facebook? ¿Con cuántos cubanos, de dentro y fuera de la Isla, no habría polemizado online?

El intelectual francés se preguntaba «¿qué haría hoy el joven Martí para difundir sus ideas?» y respondía que si tuviese 16 años «sería sin discusión un bloguero, un facebuquero, un twittero» porque a esa edad fundó El Diablo Cojuelo y no tenía miedo de dirigirse al público, exactamente como cualquier adolescente joven de hoy.

«Seré cronista ya que no puedo ser soldado»[1], es lo que pienso que escribiría en el banner de su blog – creado en una plataforma gratuita o en software libre- y que se llamaría Patria. Porque demasiada  nación hay en sus versos, discursos, artículos y cartas como para que pudiese uno aventurarse a sugerir otro nombre para esa bitácora.

Porque blogueo y porque conozco a otros que bloguean, he pensado que Patria no sería una publicación poética de esas que existen en la web  para entretener con  frases lindas y odas al «mí  mismo» del autor. Sería político, una plataforma de guerra, una tribuna plural, dialógica y enérgica.

Quizás, en la biografía de su editor diría: José Julián Martí Pérez, nacido en 1853, cubano, patriota, independentista, antirracista y antimperialista, hombre que tiene miedo de morir antes de haber sufrido bastante.

Y entre las etiquetas más usadas no faltarían Cuba, América Latina, Imperialismo, cultura y libertad,

La página mostraría videos de una Cuba bajo dominio español, del país pobre y políticamente silenciado en que le tocó vivir y por cuya libertad murió joven (apenas tenía 42 años) y se volvió universal.

Permitiría descargar gratis en PDF sus crónicas y artículos publicados en La Nación, La Opinión Nacional, The Sun, entre otros diarios y revistas y, por supuesto, en el periódico Patria, órgano oficial del Partido Revolucionario Cubano fundado por él en 1892.

También se podrían «bajar», comentar y compartir sus discursos en Tampa, Cayo hueso, Nueva York, La Habana…, por mencionar unas pocas ciudades.

Y, si valoramos bien la osadía de Martí, tal vez hubieran llegado a ser «cartas abiertas» algunas de sus epístolas a  Manuel Mercado, Máximo Gómez, Antonio Maceo, María Mantilla y al Ismaelillo.

Lo que no termina de quedarme claro es si Martí hubiera sido un conectado «permanente» a Internet o -teniendo en cuenta la brecha tecnológica todavía existente- él postearía (como dice un amigo) por «telepatía». Me inclino más por la última alternativa.

Bloguear por «telepatía» es publicar cuando te dan el chance de conectarte por unos minutos porque no tienes acceso en tu casa, ni en el trabajo, o solo puedes navegar por la intranet.

Es cuando escribes los post a puro bolígrafo (o pluma, en este caso) porque se rompió o no tienes una PC, y luego se lo das a alguien  para que lo lance a la virtualidad.

Es lo que haces cuando eres un semiconectado o un cuasidesconectado, fenómeno que da mayor valor a lo publicado porque es «el extra» o «lo difícil» como mismo el no tener fondos para imprimirlo aunque sí mucha necesidad de unidad y de divulgar las ideas independentistas dio valor a lo que salía hace dos siglos en Patria.

Un amigo joven y escritor dice cuando le comento la idea de redactar este artículo que a él le preocupaba si este Martí mío no vería limitadas sus aptitudes para la oratoria con tanto uso de lo digital.

A estas alturas, solo le respondo que cuando de hombres y mujeres comprometidos con su realidad se trata, la tecnología suele ser un medio más no el único y mucho menos el imprescindible de alcanzar sus objetivos.

Por tanto para Martí –me parece- quizás hubiera sido lo mismo un periódico que un blog periodístico si con él hubiera logrado, desde su oficio de cronista, ser un soldado de la palabra, siempre al servicio del progreso humano y de la ética.

Repercusión en Cuba de la pregunta de Ramonet:

¿Qué haría hoy el joven Martí para difundir sus ideas?

 

 

 

 

 

Textos relacionados: 

Webs martianas desde Cuba

Juventud Rebelde: José Martí sería hoy un bloguero

Cubadebate: De José Martí a Facebook, periodismo y compromiso

Cubahora: Martí sería hoy un bloguero o twitero (+Fotos)

Blog Sentir Joven: Martí, ¿un bloguero de estos tiempos? (+ Video)


[1] Carta al General Máximo Gómez, Guatemala, 1887. José Martí: Aforismos. Pág. 86. Centro de Estudios Martianos, La Habana, 2006.

(Tomado de Soy Cuba)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s