La desconexión es mayor cuanto más creemos conectarnos entre nosotros.

Disconnect o Desconectados FilmePor: Dunnia Castillo Galán

“Un abogado muy trabajador, atado a su teléfono móvil, no puede encontrar el tiempo para comunicarse con su familia; una pareja es arrastrada a una situación peligrosa cuando sus secretos y datos personales están expuestos en la red; un viudo ex policía se esfuerza por criar a un hijo travieso que acosa a un compañero de clase hasta incitarlo al suicidio; y una periodista ve una historia que puede ayudar a su carrera, en un adolescente que lleva a cabo actuaciones eróticas en una página web para adultos”.

He aquí las historias que desarrollan la trama del filme Disconnect, obra producida en el 2012 por el hasta entonces documentalista norteamericano Henry Alex Rubin, quien magistralmente nos muestra como a raíz de las nuevas tecnologías hemos logrado obtener un sinfín de amigos digitales, en detrimento de las relaciones interpersonales en el mundo físico, apartándonos de padres, familiares y amigos. En otras palabras, estamos frente a un grupo de personas incomunicadas con sus semejantes que intentan suplir sus necesidades de interacción en el interconectado mundo actual de las redes sociales. Pero ¿lo lograrán? ¿Será este espacio suficiente para llenar sus vacios? ¿Qué retos deberán enfrentar al elegir compartir sus vidas con extraños? ¿Es el arrepentimiento suficiente?

Si bien es cierto que la vorágine del trabajo siempre ha sido un elemento distanciador en las relaciones familiares, innegable resulta cuan magnificado se encuentra actualmente dicho fenómeno, cuando cualquier sitio puede representar espacio y momento para ser conferenciado sobre temas laborales. No importa si es lunes, viernes o domingo; tampoco si son las 8:00 de la mañana o los 10:00 de la noche; y menos aun, si se está en la sala, el baño o cenando en familia, localizarnos es tan fácil que no es necesario esperar a que se regrese nuevamente a la oficina.

Esto no podemos decir que sea malo cuando de urgencias se habla, mas al abusar de ello, estamos frente al dilema de padres que prestan tanta atención a los asuntos laborales que no logran encontrar el tiempo para acercarse a sus hijos, supervisar sus actividades, compartirlas con ellos, y sobre todo demostrarles que los aman y cuan importantes son en sus vidas; esposos que nunca están y cuando lo hacen apenas escuchan y disfrutan de su pareja; o de hijos que no están interesados en comentarles a sus padres sobre la evolución de su vida y lo que les rodea pues pierden tiempo de volver al equipo y chatear con aquel que aparentemente está muy lejos y por tanto, suele ser más emocionante.

En este sentido, resulta de importancia analizar cómo es usual ver niños y adolescentes que pasan la mayor parte del tiempo atados a un dispositivo, no importa si es un ordenador, un teléfono o una tablet. Pero, conocen los padres que hacen sus muchachos en las redes, a dónde entran, con quien se relacionan y sobre todo, qué información publican en las redes sociales y sitios de intercambio.

Las historias protagonizadas en Disconnect nos dan solo una pequeña muestra de algunas de las situaciones a que estamos expuestos en el mundo ciberespacial y que van más allá de ensimismarnos y adormecernos ante la gran golosina que representa Internet y su gran telaraña mundial, sino que nos coloca ante ejemplo palpables de situaciones como el espionaje, extracción de datos, sustracción de cuentas bancarias, suplantación de identidad y prostitución infantil, hechos que muy a nuestro pesar, no nacen de la mente del guionista sino que son el reflejos de la vida en el mundo real expandida y agudizada en el mundo virtual.

Sobre el tema, el crítico José Antonio Martín comenta: “vivimos en la era de Internet. La gente está constantemente comunicada a través de los chats, las redes sociales o la telefonía móvil, sin pensar en las amenazas que se esconden en este amplio mundo cibernético, especialmente para los adolescentes, menos conscientes de que tras un perfil social puede esconderse cualquier tipo de persona y que nuestros datos personales o cuentas bancarias pueden ser fácilmente sustraídos por algún experto informático”.

Refiriéndose a la producción cinematográfica el especialista expresa: “no solo estamos, por sus valores cinematográficos, ante uno de los títulos independientes más interesantes del año, sino que su arriesgada propuesta adquiere un valor didáctico aún mayor al tratar una problemática tan actual por la que cualquier ciudadano puede verse salpicado, ya que vivimos en unos tiempos donde es raro que no exista un ordenador personal en cada hogar”.

La verdad es que estamos viviendo en un mundo que avanza a una velocidad increíble y en el cual reina la idea de que tecnología y desarrollo -tanto económico como profesional e individual- van caminado unidos hacia un futuro esperanzador, pero en honor a la realidad y retomando una frase que leí en un usuario de la red “La desconexión es mayor cuanto más creemos conectarnos entre nosotros”. Para nada estamos intentando prescindir o renegar de la gran red de redes, sino como siempre digo, estamos hablando de aprender a convivir, más que con ella, en ella.

Cada vez más el hombre se supera tecnológicamente con la creación de aparatos más y más sofisticados, sin embargo, aun no se han podido inventar aditamentos capaces de sustituir el calor y el afecto humano. No permitamos que nadie nos convierta en robots para satisfacer sus necesidades expansionistas y mucho menos, que se intente siquiera, robarnos la capacidad de amor. Disconnect ha sido solo una pincelada dentro de un enorme lienzo, corresponde ahora a nosotros decidir en qué posición posaremos al pintor que dejará estampada nuestra existencia en su obra.

Respecto a la película, aquí se las dejo a los que no la hayan visto o quieran recordar.

http://movietop.blogspot.com/2013/09/ver-disconnect-2013-online.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s