¿Aburrido del PIN en el móvil? Llega SALT al rescate

nuevo trabajoPor: José Mendiola

Es un mal necesario. Dejar el móvil desprotegido sin contraseña supone un auténtico riesgo que no podemos asumir: contactos, correos electrónicos, fotografías… llevamos media vida encima, y la pérdida del terminal es un drama que nos compromete hasta extremos insospechados.

Los fabricantes no han sido ajenos a esta circunstancia y han sido varias las propuestas para acabar con este molesto trámite que hace que buena parte de los usuarios decidan por puro hartazgo, dejar su móvil sin la protección de la contraseña. Apple presentó el sistema de identificación biométrica TouchID, pero ahora un grupo de emprendedores propone una solución mucho más cómoda mediante SALT.

Ya se sabe que Kickstarter es un buen laboratorio para nuevos experimentos que se someten al juicio de los usuarios sin llegar todavía al mercado, y SALT llega precisamente a través del crowdfunding. ¿De qué se trata exactamente? En realidad es un concepto que ya hemos visto en otras ocasiones, pero tanto el marketing como la conveniencia de la idea han logrado seducir a los potenciales clientes.

Se trata simplemente de una tarjeta de crédito que incorpora un sensor Bluetooth que al conectarse con el móvil, desbloquea su pantalla. El promotor de esta idea incide en dos elementos fundamentales para vender su producto: la seguridad y la sencillez, y nos recuerda un dato interesante: ¿saben cuánto tiempo de media al año perdemos desbloqueando el móvil? Nikola Zistakis y Joel Paglione lo han averiguado: 52 horas ni más ni menos.
Sencillo y eficaz

Pero como hemos apuntado, la clave del éxito de este kickstarter reside sin duda en algo que valoran mucho los usuarios: la sencillez. No hay ni extrañas configuraciones ni sofisticados patrones de desbloqueo, siempre y cuando SALT se encuentre en el radio de alcance del móvil, éste estará desbloqueado.
El pequeño producto creado por esta pareja de emprendedores es en realidad una tarjeta de crédito que lleva incorporada la tecnología suficiente para identificarse inequívocamente con el móvil mediante Bluetooth LE, de forma que la batería del segundo no se ve afectada. Esta tarjeta cuenta con un alcance de unos 3 metros, con lo que si el usuario deja el móvil sobre la mesa en una reunión para ir al servicio, o bien directamente lo pierde, el terminal se bloqueará automáticamente. Y lo bueno del asunto es que si por otro lado perdemos la cartera (con SALT dentro, se entiende), desde el móvil podremos saber cuál fue la última posición en la que ambos equipos estaban emparejados.

Sus creadores han derribado de golpe y plumazo uno de los inconvenientes de estos dispositivos: la carga de la batería. SALT lleva incorporada una batería que le dará vida durante un año entero, aunque tampoco hay que preocuparse mucho por esto puesto que cada tarjeta se vende a un precio inferior a 15 dólares, algo insignificante si consideramos el extra en seguridad y comodidad que aporta.

El producto funciona a las mil maravillas en Android, pero no parece tan claro en iOS, y eso pese a que lo publicitan como compatible: “es una plataforma más cerrada” podemos leer en su FAQ, al tiempo que explican que están trabajando en maneras de lograr una integración superior en esta plataforma, en la que, por el momento, no han logrado desbloquear el iPhone, sino el resto de las funciones que el producto ofrece.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s