Guía para escoger móvil: nueve recomendaciones para todos los bolsillos

celularPor: Alfredo Pascual
Cada vez cambiamos antes de teléfono. Hay varios motivos detrás del fenómeno. El primero, que la tecnología móvil está cumpliendo a rajatabla con la Ley de Moore, dejando obsoletos dispositivos que apenas han cumplido dos años.

No hay más que echar una vistazo a las pruebas de rendimiento para comprobar que, en ese plazo, la potencia prácticamente se duplica en estos aparatos. En segundo lugar influye el interés de los fabricantes por actualizar sus gamas, que guarda relación con el primer motivo y, también, con la voracidad económica derivada del boom del smartphone.

Por otra parte, los usuarios somos culpables de haber sucumbido a un frenesí de consumo tecnológico desmedido, que además se acentúa por otras circunstancias más mundanas, como la pérdida y el deterioro de unos dispositivos que están sometidos a un uso intensivo. Sea como fuere, los datos hablan por sí solos: los españoles cambiamos de smartphone cada 18 meses, mientras que en 2008 el plazo se situaba en 29.

En consecuencia, en Teknautas nos encontramos a menudo ante una pregunta clásica: “¿Qué móvil me compro?”. Hemos recopilado nueve de nuestros terminales favoritos, ordenándolos en tres gamas: la alta, la media y la baja. Caben dos matizaciones a la información: los precios son referencias de Amazon y, por tanto, pueden encontrarse más baratos o más caros en otros establecimientos. Es también importante remarcar que se encuentra ante una lista de recomendaciones, con la carga subjetiva que ello conlleva. Los dispositivos aquí referenciados no son peores o mejores que ninguno, sino los que preferimos por un presupuesto determinado

Gama alta >380 euros
clelualr21. HTC One M8 (530 euros)

Pocos creíamos en la solvencia económica de HTC a finales del pasado año, y mucho menos de su capacidad de crear dispositivos de calidad. Una vez más, nos equivocamos. La taiwanesa nos sorprendió con el One, un dispositivo tope de gama, rotundo de construcción e imaginativo en la capa de software (Sense v5), que se llevó el premio al mejor smartphone del Mobile World Congress.

Con el M8, su sucesor, HTC no ha hecho más que construir sobre cimientos sólidos. El diseño, con acabados metálicos, es sólo comparable a los del iPhone en términos de excelencia, y la presencia de dos cámaras en la parte posterior, más la frontal, genera fotografías llamativas. Los que busquen, además, capacidad de procesamiento, van bien surtidos con el procesador SnapDragon 801, lo que lo convierte en uno de los smartphones de cinco pulgadas más potentes del mercado.

El One M8 es, en nuestra opinión, el terminal más interesante en su categoría. Y nos encanta su funda protectora

2. Sony Xperia Z3 (579 euros)

Les ha costado, y por el camino se han dejado a una legión de clientes artificialmente obsoletos, pero al fin Sony ha conseguido colocar uno de sus smartphones entre los mejores. El Z3 es básicamente el Z2 con pequeñas mejoras. La pantalla es más brillante, y también más saturada –como es marca de la casa en la japonesa–, y ofrece un aspecto general imponente.

Sin duda, sus mejores virtudes están en la cámara y la batería. La última, con menos amperios que el Z2, consigue alargar varias horas la autonomía del terminal gracias a un uso más eficiente del chip SnapDragon 801. Sony promete una duración de hasta dos días y, por las pruebas que hemos hecho, no andan desencaminados. La cámara, que es otro de los puntos donde Sony hace foco, se encuentra al nivel de las mejores en el segmento premium, así como el aislamiento acuático, que se ha integrado en la ortodoxia del diseño industrial.

Por el contrario, el Z3 sigue pareciéndonos demasiado anguloso, capaz de romper algún bolsillo con el tiempo. Tampoco se han pulido detalles como el marco de la pantalla, que es demasiado grande y da lugar a un terminal algo aparatoso, más para ser un cinco pulgadas.

celular33. Samsung Galaxy S5 (465 euros)

Hay usuarios que acusan a Samsung de hacer diseños impersonales, carentes de personalidad, y tienen razón. Lo que no se puede negar es que, al menos en los Galaxy S, los coreanos han encontrado la proporción áurea en cuanto a prestaciones. La última versión, el S5, cuenta con un hardware potente (SnapDragon 801+ GPU Adreno 330+ 2 gb de RAM), una cámara de nivel y un excelente rendimiento energético, aderezado con el modo de batería “ultraahorro”, que suspende la ejecución de aplicaciones en segundo plano. Además, esta edición viene con resistencia a líquidos y sensor de huella dactilar.

En el lado negativo, una vez más, hemos de señalar la pobre elección de los materiales externos. El tacto se resiente por el uso de plástico, que no es de recibo en un terminal de casi 500 euros. El peso, 18 gramos, lo agradece.

gama media (380-180 euros)

CELULAR41. LG G2 (300 euros)

Hemos de reconocer que nuestro gama media preferido es una elección tramposa, dado que el G2 no pertenece a esta categoría, sino porque el G3 le ha relegado a ella. ¿Y qué más da? Se trata de un terminal excepcional que puede comprarse por 300 euros, y eso es lo que importa.

Pantalla enorme y nítida que ocupa la mayor parte del frontal, buen rendimiento general y una cámara de calidad, sin alardes. Aunque era la apuesta estratégica de LG, esos botones traseros podrían habérselos ahorrado: no aportan mucho (sirven para manejar el volumen y el zoom de la cámara) y sí impiden que el terminal descanse plano sobre la mesa.

CELULAR52. Google Nexus 5 (309 euros)

Ojo al Nexus 5, porque ayer presentaron a su sucesor y Google podría liquidarlo en los próximos días. Ya sucedió con el modelo anterior, y duró horas. Su punto fuerte es la pureza de Android, es decir, la ausencia de las molestas capas de personalización del fabricante. Esto también implica que Android se actualiza justo en el lanzamiento, y no cuando el fabricante lo termina de adaptar.

El Nexus 5 es de plástico, sí, pero es más agradable en la mano que, por ejemplo, el Galaxy S5. En el apartado negativo, se echan de menos un marco que proteja la pantalla de los impactos –el cristal llega hasta el borde– y una cámara y baterías más eficientes. Con todo, el Nexus 5 es, quizá, el último smartphone de bajo coste que veremos de Google y, por lo tanto, una gran oportunidad.

3. Xiaomi Mi 4 (380 euros)

APOYO1La verdad por delante: el Xiaomi Mi 4 es una copia del iPhone 6. Descarada, además. No sólo le plagia el diseño, sino que ha modificado Android para que se parezca a iOS en la medida de lo posible. Por supuesto, el terminal de Apple le aventaja en todos los aspectos menos en uno, que es crucial: la relación entre la calidad y el precio. Los casi 600 euros de diferencia entre uno y otro equipo nos hacen decantarnos por el modelo chino, aun tapándonos la nariz.

El Mi 4 no es un equipo para aquellos que dan especial importancia a los acabados, si bien resulta poderoso en términos técnicos. Es casi imposible encontrar un SnapDragon 801 en su rango de precio y más todavía una memoria RAM de 3 gb. Es LTE, graba en 4K, cuenta con NFC e incluso graba en cámara lenta.

En resumidas cuentas, tiene todo lo que podría esperar el usuario más exigente con adiciones de relumbrón, como la batería de 3.080 mAh o un display Full HD con 441 píxeles por pulgada. Al Xiaomi Mi 4 no se le puede pedir más, ni por lo que vale ni por 800 euros.

gama ‘low cost’ (menos de 180 euros)

CELULAR61. Moto G (149 euros)

Los analistas coinciden en señalar al Moto G, así como a la mayor parte del hardware de Amazon, como productos ‘caballo de Troya’, que se venden bajo coste con el objeto de ampliar la base de usuarios de sus tiendas de contenidos. En teoría es un gama media, muy parecido al Nexus 5, con un precio de low cost. ¿Dónde está el truco?

No hay truco, una vez asumimos que lo que tenemos entre manos en un terminal de gama baja. Los acabados son pedestres, la cámara flojea (5 Mpx) y faltan detalles como el NFC, el 4G o una simple ranura para tarjetas de memoria. No se asusten por el perfil modesto del hardware (SnapDragon 400 y 1 gb de RAM), porque el rendimiento global es satisfactorio. Nos queda la duda de cómo resistirán sus materiales el paso del tiempo.

2. Bq Aquaris E5 HD (179 euros)

APOYO2Como les decíamos en una reciente entrevista, olviden lo que saben de Bq. La empresa ha cambiado radicalmente el proceso de fabricación con el objeto de controlarlo íntegramente, desde el diseño hasta el testeo final. Y el resultado es la nueva gama de terminales, muy equilibrados técnicamente con un precio más que ajustado. “Nos sentimos cómodos con este margen de beneficio”, decía su director general a Teknautas.

¿Pueden los móviles de Bq competir con los premium de Sony o Apple? No. ¿Y contra sus gamas medias? No solo pueden, sino que las barren en algunos aspectos. En potencia, por ejemplo, supera en algunos benchmarks el rendimiento del Moto G a pesar de montar un chip Mediatek, que a priori no tiene el nombre de Qualcomm. La pantalla también está por encima de la media en su categoría, si bien la resolución (720×1280, 294 píxeles por pulgada) se queda corta para un display de cinco pulgadas.

La tecnológica española busca diferenciarse de la competencia en algunos aspectos. Prescinde del LTE y el NFC en favor de un sonido certificado por Dolby y un espacio para dos tarjetas SIM, ambas cualidades muy difíciles de encontrar en un smartphone actual. La opción patriótica vuelve a ganar enteros.

CELULAR73. Nokia Lumia 635 (165 euros)

Como les decíamos en una reciente entrevista, olviden lo que saben de Bq. La empresa ha cambiado radicalmente el proceso de fabricación con el objeto de controlarlo íntegramente, desde el diseño hasta el testeo final. Y el resultado es la nueva gama de terminales, muy equilibrados técnicamente con un precio más que ajustado. “Nos sentimos cómodos con este margen de beneficio”, decía su director general a Teknautas.

¿Pueden los móviles de Bq competir con los premium de Sony o Apple? No. ¿Y contra sus gamas medias? No solo pueden, sino que las barren en algunos aspectos. En potencia, por ejemplo, supera en algunos benchmarks el rendimiento del Moto G a pesar de montar un chip Mediatek, que a priori no tiene el nombre de Qualcomm. La pantalla también está por encima de la media en su categoría, si bien la resolución (720×1280, 294 píxeles por pulgada) se queda corta para un display de cinco pulgadas.

La tecnológica española busca diferenciarse de la competencia en algunos aspectos. Prescinde del LTE y el NFC en favor de un sonido certificado por Dolby y un espacio para dos tarjetas SIM, ambas cualidades muy difíciles de encontrar en un smartphone actual. La opción patriótica vuelve a ganar enteros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s