El Centro de Neurociencias de Cuba amplía sus capacidades investigativas y productivas.

cnuro
El Departamento de Prótesis Auditivas dispone de avanzada tecnología que garantiza fabricar esos aditamentos con la mayor calidad y excelente estética. Foto: Ismael Batista

Por: Orfilio Peláez

orfilio@granma.cu

Después de varios años de disímiles contratiempos que prolongaron los plazos para su terminación, quedaron inauguradas las áreas fundamentales del edificio que acoge la nueva sede del Centro de Neurociencias de Cuba (CNEURO).

En la apertura estuvieron presentes el miembro del Buró Político y primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, junto a Elva Rosa Pérez Montoya, titular del Ministerio de Ciencia, Tec­nología y Medio Ambiente; Ismael Clark, presidente de la Academia de Ciencias de Cuba; Carlos Gu­tiérrez, presidente de BioCubaFarma, y Alfredo González, vicetitular del Ministerio de Salud Pública, entre otras personalidades.

La institución tuvo sus orígenes en 1969 cuan­do fue creado el departamento de Neuro­fi­sio­logía en el Centro Nacional de Inves­ti­ga­cio­nes Cien­tíficas (CNIC), para promover la in­tro­du­c­ción de nuevos métodos y el uso de la computación en el análisis de la actividad eléctrica del cerebro. Así surgió el equipo Medicid sobre la base de la computadora cubana CID 201A

Al crecer y diversificarse la labor investigativa, a comienzos de la década de los ochenta del pasado siglo pasó a ser la dirección de Neurociencias de la citada entidad, que tuvo entre sus prioridades el diseño y producción de los equipos destinados a la red de laboratorios de neurofisiología clínica del Ministerio de Salud Pública, establecidos en cada provincia, y de manera muy particular a los estudios iniciales para la detección temprana de trastornos auditivos en niños.

Como resultado de aquel esfuerzo aparecieron las primeras versiones del Neurónica, dirigido a evaluar la función sensorial del cerebro, y posteriormente el Audix que, fundamentado en el empleo combinado de la informática y la electrónica, permite medir la respuesta del cerebro a los sonidos, y con ello determinar la presencia de pérdidas auditivas desde los primeros años de vida.

Ya en 1990 surge CNEURO con carácter independiente, y bajo la guía de sus especialistas fue extendiéndose a todo el país ese tipo de pesquisa, lo cual posibilitó aplicar de manera oportuna las intervenciones adecuadas e incentivar el desarrollo de las capacidades comunicativas e intelectuales en esos pacientes.

Igualmente, el disponer de registros confiables sobre la prevalencia de tal discapacidad en los niños sentó las bases para que fuera introducida en Cuba la cirugía de implante coclear, que ha beneficiado hasta el presente a más de 260 infantes.

VENTANA AL FUTURO

Según explicó a Granma el doctor Pedro Valdés Sosa, vicedirector general de Cneuro, la nueva edificación tiene entre sus principales ventajas la de potenciar el abanico de investigaciones sobre el funcionamiento del cerebro, los daños ocasionados por diversas enfermedades del sistema nervioso, la posibilidad de encontrar indicios tempranos que sugieran la posibilidad de padecerlas, y la respuesta a los distintos tratamientos.

Ejemplo de ello, puntualizó, es que el centro dispone ahora de un equipo de resonancia magnética de alta resolución (de 3 Tesla, el de más alto campo con que cuenta el país), donado por la Universidad de Maastricht, Holanda, concebido específicamente para escanear tan vital órgano, e instalado en un nuevo local con las condiciones técnicas y de confort requeridas.

Más allá de lo que representa en el plano investigativo al brindar imágenes anatómicas y funcionales mucho más rápidas y detalladas del cerebro, también estará a disposición de aquellos casos que demanden un diagnósti­co muy preciso.

Asimismo, será utilizado en los ensayos clínicos de fármacos que tengan al­gún tipo de efecto sobre este.

El equipo debe ponerse en marcha antes de terminar el año y será de suma utilidad, además, en los trabajos concebidos dentro del Proyecto Cubano de Mapeo Cerebral, organizado por el Centro de Neurociencias, y entre cuyos principales resultados aparece el haber caracterizado, para un rango de edades de 15 a 60 años, el grosor cortical y las conexiones cerebrales del cubano típico.

Dicha información se usa actualmente en el mundo para el estudio de pacientes con epilepsia, conductas violentas, trastornos del lenguaje, esquizofrenia y otras enfermedades neuropsiquiátricas.

Un área de la nueva instalación que ya se encuentra a plena capacidad productiva es la correspondiente al Departamento de Prótesis Auditivas, la cual dispone de avanzadas técnicas de impresión 3D en plástico.

A los pacientes necesitados de tal aparato se les toma una impresión del oído, que luego es digitalizada mediante un escáner láser. Tras ajustarlas en la computadora con un sistema 3D CAD CAM, se procede a la fabricación tridimensional de la prótesis auditiva personalizada, y finalmente le son añadidos los aditamentos electrónicos que la conforman.

La licenciada Annie Santiesteban Fernán­dez, jefa de ese colectivo, manifestó que ello posibilita adecuarlas con precisión a las características anatómicas particulares del oído de cada paciente. Ello garantiza fabricar prótesis con los requisitos estéticos y ergonómicos más exigentes, y brindar así un servicio de excelencia acorde con los estándares internacionales vigentes.

Además de obtener un producto final de muy superior calidad y ajuste, disponer de la mencionada tecnología propicia un notable incremento de la productividad. Baste decir que en un laboratorio de confección de prótesis manuales se hacen un promedio de cinco a diez moldes diarios, mientras que aquí pueden lograrse hasta 50 o más, agregó la joven especialista.

Es oportuno aclarar que las solicitudes de prótesis llegan a Cneuro a través de los centros establecidos para hacer la orden e iniciar los trámites de rigor. Una vez confeccionadas se envían de nuevo a esas dependencias, que son las encargadas de entregarlas.

Otros locales en perspectivas de poner a punto son los destinados a incrementar las producciones de los equipos Medicid, Ne­u­rónica y Audix. novedosa en el arsenal tecnológico es una impresora tridimensional para fabricar prótesis dentales que próximamente podrá prestar servicios al Minsap.

Como puntualiza el doctor Pedro Valdés, la institución tiene entre sus prioridades inmediatas impulsar el desarrollo de la Neuro­tecnología, rama emergente de una prometedora industria dirigida a lograr productos de última generación para el diagnóstico y tratamiento de las disfunciones cerebrales y mejorar el rendimiento mental.

Los resultados alcanzados por Cneuro en las últimas décadas no solo contribuyen a mejorar los indicadores de salud de la población, sino también constituyen un importante rubro de exportación, apuntó.

Sirva la inauguración de la nueva sede para recordar también el aporte del Centro de Neu­rociencias de Cuba en la esfera de la educación, al sentar pautas en el conocimiento de trastornos vinculados con el aprendizaje de la matemática, la lectura y la escritura en niños de la enseñanza primaria.

(Con Información de Granma.cu)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s