Gyffu, una alternativa colombiana a Google

0A8La historia de Gyffu comienza a construirse, pero en sus genes lleva matices de lo que una vez describió los inicios de Walt Disney o de Steve Jobs.  Una historia de perseverancia, cuando dos estudiantes de ingeniería de sistemas en la Universidad de Quindío, Armenia (a 282 kilómetros al este de Bogotá), tuvieron las fuerzas para ir detrás del sueño de crear un buscador web.

Tildados de soñadores, Sebastián Henao, de 25 años, y Darwin Tusarma, de 29,  demostraron que desde Colombia era posible crear un proyecto de este tipo y que, contrario a lo que muchos llegaron a afirmar, no faltaba educación para emprenderlo.

Henao y Tusarma hicieron caso omiso a los escépticos y se concentraron en encontrar un camino que derivó en Gyffu, un motor de búsqueda con una particularidad: no indexa y se enfoca en la privacidad del usuario.

Indexar, en el ámbito informático, es un proceso mediante el cual se almacena un índice de páginas web para luego responder sobre esa base determinada petición. Yahoo, Google y Bing, son buscadores web que trabajan con este principio operativo.

Indexar resulta costoso, pues se piensa en millones de páginas, y como los creadores de Gyffu no contaban con tantos recursos, se vieron motivados a innovar. La necesidad obró como catalizadora de la genialidad y crearon un algoritmo capaz de analizar el contenido de las páginas web en tiempo real y de ese modo, prescindir de esta función que ha sido característica distintiva y clave de éxito en los motores de búsqueda más reconocidos en internet.

Al respecto, según consta en entrevista publicada por Tecnósfera, Tausarma afirma que  “El algoritmo lee el código de las páginas en tiempo real y toman referencias clave para efectuar la jerarquización de los resultados de búsqueda”.

¿Qué es Gyffu?

Gyffu, proviene de un vocablo que usaban los vikingos para hablar del todo, de Dios.  Es un buscador web, nacido en 2012,  que pretende centrarse en las necesidades del usuario a la hora de realizar las búsquedas, enfocándose en lo que el usuario necesita, arrojando información puntual a fin de evitar la infoxificación (saturación de Información producto de la sobreoferta de resultados) a la que nos tienen acostumbrados otros buscadores.

Hoy se encuentra en fase beta. El algoritmo aún está aprendiendo con base en las búsquedas de los usuarios. Ello aún repercute, de forma negativa, en la precisión de los resultados.

Henao y Tusarma conformaron equipo con otros cuatro colombianos para finiquitar el emprendimiento: Juan Pablo Ramírez, de 27 años; Paula Martínez, de 29; Óscar Arango, de 30; y Carlos Ariza, de 28.  Llevan trabajando, desde hace dos años y medio, en Gyffu.

El equipo de trabajo de Gyffu. El segundo de derecha a izquierda es Sebastián Henao, director ejecutivo de la firma. Imagen cortesía de Gyffu. Foto: El Tiempo
El equipo de trabajo de Gyffu. El segundo de derecha a izquierda es Sebastián Henao, director ejecutivo de la firma. Imagen cortesía de Gyffu.

Aspectos distintivos y planes futuros

Sus creadores destacan que Gyffu no almacena información referente a los hábitos de consulta de los usuarios. Tampoco despliega publicidad acorde con los intereses de los mismos.

Se enfoca a la seguridad del usuario, la fundación Linux apoyó a Gyffu certificandolo a nivel internacional como un buscador seguro, por eso hoy en día se encuentra certificado bajo las normas internacionales de seguridad informática RFC2196, abriendo con esto las puertas a nuevas alianzas estratégicas con la posibilidad de vincularlo como el buscador por defecto en distribuciones Linux.

Para el futuro preparan novedades. En este momento, trabajan en una herramienta que sea capaz de generar resultados de búsqueda en forma de documento, de ensayo o de infografía, entre otros formatos.

Esta herramienta empezará a funcionar a partir de comienzos del próximo año y utilizará inteligencia artificial y técnicas de web semántica. Se llamará Gyffusion.

En 2015, también incluirán un motor de búsqueda de imágenes y videos. “Queremos que el despliegue de los contenidos gráficos sea atractivo, diferente”, asegura Henao.

El proyecto arrancó con una inyección económica de 200.000 dólares aportada por Parquesoft. Ahora trabajan en una alianza con Linux para que todas las distribuciones de este sistema operativo utilicen Gyffu como su motor de búsqueda por defecto.

En procura de una rápida expansión, también quieren promover el uso de Gyffu en China. “Hicimos pruebas en ese país y el buscador logró una gran acogida. Recordemos que Google se encuentra bloqueado allá”, contó Henao y agregó: “Nuestro plan es expandirnos por todo el mundo. Queremos llevar la empresa a Silicon Valley y recibir una inversión allá”.
¿Cómo van a monetizar el proyecto?

Si Gyffu no muestra publicidad en los resultados de búsqueda, surge una gran pregunta, ¿cómo van a ganar dinero?

Una opción es que  las empresas paguen para aparecer en el logo del buscador (como si de un Doodle de Google se tratase). Por ejemplo, si el espacio lo compra Avianca, el búho de Gyffu se vestiría de los colores de la aerolínea. “Hay alrededor de 30 empresas interesadas en aportar por medio de este modelo”, afirma Henao.

Así, Gyffu comienza a labrar su propio camino. Un proyecto que pretende revolucionar los esquemas, como diría Henao  “Estamos desarrollando una herramienta que revolucionará las búsquedas web y que le permitirá encontrar todo en una sola página”. Una idea que lleva por meta sumarnos a todos a gyffiar.
 
 Contrastando criterios

La premisa en que se sustenta Gyffu, era, hasta hace un año un asunto poco probable dadas las dificultades que supone el realizar consultas en la web en tiempo real debido, fundamentalmente, al enorme volumen de información existente, que a su vez traía consigo que este tipo de consultas se tornaran excesivamente lentas. Así lo corrobora el criterio del Ing. Jorge Luis Betancourt González, desarrollador especializado en temas relacionados con la web en la Universidad  de Ciencias Informáticas, al afirmar que realmente la indexación existe por un motivo fundamental, y es buscar de forma eficiente en grandes colecciones de datos. No parece factible la solución que propone Gyffu, “porque estamos hablando de billones de páginas web”, según el criterio de Betancourt González.

Tres consejos para emprendedores, por los creadores de Gyffu
1.    “Cuando tenga una idea, antes de empezar a desarrollarla, antes de empezar a escribir código, pregúntele al usuario si eso es lo que quiere, lo que le interesa”.
2.     “Las barreras siempre están en la mente. Hay que seguir luchando -por el emprendimiento- a pesar de los inconvenientes”.
3.    “Si le dicen que está loco, va por buen camino. Eso significa que hay que pensar diferente, hay que salirse del molde”.  

Con Información de Redacción Tecnósfera El Tiempo, Colombia.com, Sitio Gyffu.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s