Google: Entre el Departamento de Estado y el New York Times

google-lupa-Por Iroel Sánchez Espinosa/ Cubahora

Si el diario The New York Times critica los esfuerzos del gobierno estadounidense para utilizar Internet en proyectos subversivos contra Cuba y dice que es positivo ofrecerle mayor conectividad pero “ese objetivo de manera sustancial exige coordinación con el Gobierno cubano”, las empresas tecnológicas cumplen disciplinadamente con la actual estrategia de la Casa Blanca: aislar tecnológica y financieramente a las instituciones cubanas, obstaculizar  su desarrollo y limitar su acceso a información mientras a cuenta gotas permiten el consumo personal de todo aquello que no implique desarrollo científico ni creación intelectual.

Es un plan que el académico Esteban Morales ha descrito muy bien al desenmascarar la política de Obama: estrechar mucho más el bloqueo para impedir al gobierno cubano atender las necesidades de todo tipo de la población y a la vez estimular las soluciones individuales que el Times llama “mecanismos para empoderar al cubano común y corriente”.

Así, mientras el “contratista” Alan Gross cumple condena de cárcel en La Habana por construir una red ilegal de telecomunicaciones utilizando dispositivos de uso militar -según demostró un reporte de la agencia AP-,  el departamento del Tesoro multa a las empresas que venden, reparan u ofrecen finaciamiento a entidades cubanas para mejorar el acceso a Internet en Cuba y Washington sigue negado a autorizar enlaces directos de telecomunicaciones enre Cuba y EE.UU.

Es en ese contexto que debe leerse el anuncio de la liberación para Cuba de nuevas aplicaciones de Google (Google Analytics y Google Play), mientras se mantiene bloqueado a los desarrolladores cubanos el acceso al principal repositorio de código abierto del mundo, Google Code.

A diferencia del New York Times, que trata de empujar sus intereses y los de quienes representa, pareciera que, como ha escrito el líder de Wikileaks, Julian Assange, “la agenda de Google es inseparable de la del Departamento de Estado de EE.UU.” y habrá que esperar a que cambie una para que cambie la otra.

Cierro con una anécdota muy actual de cómo funciona la libertad de información que la actual política estadounidense -que Google comparte- busca proveer  a los cubanos a través de Internet. El músico cubano Descemer Bueno, muy conocido internacionalmente, dijo semanas atrás al canal Russia Today “un castigo como el bloqueo es inaudito”. Entonces circuló ampliamente en Internet el video de sus declaraciones en el sitio de ese canal y también en YouTube, la red social de videos de Google.

Descemer acaba de pedir “mil disculpas” en el canal 23 de la televisión de Miami por haber dicho lo mismo que piensa la mayoría de los cubanos, 183 países han ratificado en la ONU y ya hasta The New York Times apoya.

Pero todos los medios -incluyendo el sitio web de la emisora oficial del gobierno estadounidense para Cuba, Radio y TV Martí– que han recogido las declaraciones del autor de Bailando sólo muestran el video anterior de Russia Today y si usted lo busca en el sitio del canal 23 sale un mensaje: “los sentimos, este video no está disponible donde se encuentra” . En YouTube tampoco está disponible. ¿Será porque si alguien lo sube allí le pueden hacer lo mismo que Google hizo hace algún tiempo a Cubadebate por difundir unas declaraciones de Luis Posada Carriles a otra TV de Miami, cerrarle el canal?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s