Experiencia científica para seguir innovando

ciencia_cubanaPor Mayte María Jiménez / Tomado de Juventud Rebelde

Para coordinar e impulsar la aplicación de los resultados de la ciencia y la innovación tecnológica de Cuba, y su impacto en la economía, han sido definidas líneas priorizadas que comprenden alimentación, uso racional de la energía, enfrentamiento al cambio climático, estrategia de planificación física, desarrollo de la informatización y automatización, manejo del agua, y los cambios demográficos de la población cubana, según explicó el director de Ciencia, Tecnología e Innovación del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, Ulises Fernández.

En una información brindada por este organismo sobre los principales resultados, en materia de ciencia, tecnología e innovación durante el año 2014, se destaca justamente la necesidad de una estrategia para la integración y coordinación entre las instituciones de investigación y  los servicios científico-tecnológicos, las universidades, las empresas y los organismos administrativos y reguladores.

Según se conoció, en Cuba existen hoy más de 400 proyectos asociados a programas nacionales, 1 236 proyectos institucionales y 502 proyectos empresariales. Existen 16 programas nacionales con líneas de trabajo en torno a nuevos materiales de construcción, neurotecnología, equipos y medios de alta tecnología, industria del software, aplicaciones nucleares, láser, óptica y ultrasónica; así como investigaciones sismológicas y de la geología de Cuba, entre otras.

Por sus impactos científicos, económicos, sociales y ambientales destacan los resultados en los programas del empleo de la SesbaniaRostrata como abono verde en el cultivo de arroz; la harina de caña proteica como alimento animal; y dos nuevos híbridos de maíz de grano amarillo.

Se exponen como principales avances, además, el ensilaje de residuos de la pesca, como alimento para peces en la acuicultura. Durante el 2014 se pusieron en marcha ocho plantas de producción de alimento ensilado y están en construcción otras tres para 2015, con una producción de  20 315 toneladas.

Con buenas energías

En el pasado año la ciencia contó, entre sus resultados, con el diseño de inversores para ser utilizados en parques fotovoltaicos, y se obtuvo la primera versión del diseño cubano de la cocina de inducción.

En el programa de enfrentamiento al cambio climático se realizó el inventario de las emisiones de las principales fuentes fijas industriales de los 15 municipios de La Habana; y fue elaborada una guía metodológica para el análisis integrado de los impactos del cambio climático.

Asimismo se evalúan e incorporan al inventario nacional de las playas de Cuba 11 nuevos registros y se desarrolló una nueva modelación numérica de la inundación máxima temporal esperada ante la afectación de huracanes de categoría V con el empleo del coeficiente de fricción por manglares.

En el caso de los proyectos de manejo del agua, destacan los programas de riego de la caña de azúcar con residuales, tecnologías para el riego en arroz, las metodologías para el procesamiento automatizado de cartas pluviográficas; y la evaluación del grado de intrusión marina en acuíferos costeros mediante la aplicación de herramientas hidroquímicas e isotópicas.

Un 2014 saludable

En el campo de la salud, los resultados de la ciencia permitieron el diseño y generalización de la red de prevención y control del cáncer; así como la puesta en marcha de tecnología de avanzada para el diagnóstico y terapia del cáncer.

Se concluyó también el primer estudio nacional de farmacovigilancia de las vacunas y kits alergénicos Valergen.

Fueron introducidas en el país las técnicas moleculares para el diagnóstico rápido de tuberculosis; y se introducen 16 nuevos medicamentos genéricos farmacéuticos.

Hubo progreso en el último ensayo clínico de la vacuna anticolérica que permitirá obtener el Registro Médico Sanitario en el 2015.

Se avanzó con las vacunas oncológicas para tumores en diversas localizaciones y los anticuerpos monoclonales, y en enfermedades infecciosas, con la vacuna nasal antihepatitis B crónica Nasvac.

Estos son parte de los resultados que se anexaron a los logros del quehacer científico, en la continuidad de un proyecto de nación, que permita seguir haciendo de Cuba un país de hombres y mujeres de ciencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s