Niños rehabilitados en Cuba ven la esperanza de Vertex

Omar Correa Madrigal. Director del Centro VertexPor: Tania García Torres/ Tomado de UCI

Toda una sorpresa resultó para Omar Correa obtener el premio al mejor póster en el III Congreso Internacional de Juegos Serios y Aplicaciones para la Salud del IEEE efectuado recientemente en Brasil.

“No me esperaba eso”, expresa el MSc. Omar Correa Madrigal, director del Centro de I+D+i Vertex de la Facultad 5, en la UCI.

El premio lo alcanzó, según nos cuenta, con los resultados del trabajo doctoral Modelo para la rehabilitación de la agudeza visual con videojuegos.

El Director del Centro de I+D+i Vertex ha participado en varios eventos internacionales entre los que se destacan el de Neurohabana 2014. Ha expandido la contribución a especialistas en rehabilitación del país con charlas científicas y conferencias en torno a los videojuegos, además de impartir un curso de postgrado en las escuelas de verano e invierno que convoca la UCI.

Correa, da la impresión de que compite con el tiempo. Por eso quizás resalta primero cuánto han hecho por el Centro los profesionales de Vertex y deje para el final sus méritos personales. Hablar de sí mismo a veces cuesta más trabajo –supongo- que desarrollar un videojuego como el propio Meteorix, investigación inicial que realizó el especialista en juegos serios para rehabilitación y adaptativos.

El también invitado recientemente al programa televisivo Pasaje a lo desconocido, ha logrado conectar su vorágine de investigación a su colectivo. La prueba está en que obtuvo premio junto a sus estudiantes -recuerda- en el Foro provincial de Ciencia y Técnica.

El Centro Vertex, compuesto por el grupo de investigación ViViRG, trabaja en los temas de visualización y realidad virtual.

Explica Omar que la visualización científica tiene que ver con partes del cuerpo humano a partir de imágenes de tomógrafo, el desarrollo de videojuegos, no solo son de ocio, sino que tienen innovación por detrás. Hace alusión, por ejemplo, a los juegos serios para el tratamiento de enfermedades visuales y para la rehabilitación de funciones motoras. En ese sentido, “tenemos proyectos de trabajo muy concretos con el Instituto Cubano de Oftalmología ‘Ramón Pardo Ferrer ’en la rehabilitación de funciones visuales y en el Centro Nacional de Rehabilitación ‘Julito Díaz’. En este último estamos trabajando la rehabilitación de funciones motoras”.

Puntualiza Correa que se dedican además a la línea de diseño asistido por ordenadores e ingeniería asistida por ordenador. Este es un proceso -amplía-, que automatiza el desarrollo de prototipos y de proyectos industriales desde la concepción de las piezas y estructuras mecánicas.

Detalla que en el caso de la rehabilitación de funciones visuales “tenemos el videojuego Meteorix que ha permitido la rehabilitación de alrededor de 30 niños de la Escuela especial ‘Flor de la Revolución’ de La Lisa”.

Cuenta el inquieto investigador que el Centro ha comenzado ya otro estudio para niños de baja visión en la escuela “Abel Santamaría” de Marianao. “Usamos como herramienta a Meteorix que se aplica en estas escuelas como prototipo de investigación y estamos haciendo el producto ya confeccionado con vistas a la comercialización.

Nuestro centro, a diferencia quizás un poco conceptual de los demás, hace transición de la investigación a la producción. En ese sentido tenemos en estos momentos alrededor de tres trabajos registrados, resultados de esta integración. Tenemos tres proyectos por salir que tienen esa transición y cuatro contando a AsiXmec, como uno de los productos que estamos potenciando para la industria”.

Revela Correa Madrigal que el logro principal del Centro -creado oficialmente en marzo de 2013- son los resultados que ha tenido de integración y la dinámica de trabajo de la mayoría de los jóvenes que lo integran. “Vertex es un centro especializado en entornos interactivos 3D. Nos especializamos en un área del conocimiento, no en un dominio de aplicación, a diferencia de otros centros. La ventaja es que podemos aplicar dondequiera que queramos. Tenemos el núcleo del conocimiento. Si se desea un entorno interactivo para el Patrimonio, hacemos un paseo virtual o realidad aumentada para el patrimonio de La Habana, por ejemplo. Si la aplicación es para el área de la Saud, podemos hacer videojuegos para la salud, entrenadores, simuladores de cirugía; en la  industria, podemos hacer diseño asistido por ordenador, simulaciones computacionales.

“El Centro potencia mucho el desarrollo de redes del conocimiento, intercambios académicos y científicos. Los investigadores del Centro no solo se quedan en la producción. El centro se especializa mucho en la investigación, formación, postgrado para poder fomentar el desarrollo”.

Y otra vez el implacable tiempo conspira en contra de nuestra conversación, pero la fuerza de las confesiones hace cada milagros, hasta que el tictac se detenga:

“Lo más importante es saber que lo que has cultivado durante algún tiempo sirve de alguna manera para mejorar la vida de otras personas. Es una de las cosas que en lo personal me ha llenado mucho.

“Saber que el software que estamos haciendo  -que no es solamente mío, es un equipo grande que ha participado-  ha mejorado la vida de los muchachos, que mejoran no en dos meses, sino en menos de un mes, que le quitas una molestia y se divierte; eso te gratifica mucho”.

¿Por qué tu inclinación a estos temas de medicina?

– Yo soy un médico frustrado, digámoslo así  -una sonrisa que juega con los dedos en su barbilla y el reloj, por primera vez asoma al rostro de mi entrevistado.

“A mí siempre me gustó la Medicina, pero también me gustó mucho la computación. Y en el momento de la prueba de ingreso, cuando me decidí a hacer la carrera de Medicina, ya era muy tarde para comenzar a aprender desde cero todo lo que tenía que ver con Biología.

“Conversando con mis amistades de años me aconsejaban: ‘Bueno, Omar, tú eres bueno en Matemática, en Física, a ti se te da bien la ciencia; no quiere decir que la Biología no se te dé bien, pero, ahora mismo la cantidad de cosas que tienes que aprenderte de Biología, te va a ser complicado’. En ese contexto decidí que era verdad. Pero creo que desde lo que hago quizás soy más beneficioso. A lo mejor esa sea la complacencia que me busco. Es la motivación hacia la Medicina. Siempre me ha gustado todo este contacto con la gente”.

– Se nota que tu colectivo te sigue ¿te consideras un líder? ¿cómo lo logras?

– Bueno, eso de líder es un tema de percepción de las demás personas. Pero –sonríe como pensativo, pero a la vez convencido- para mí, líder de verdad es Fidel.  Lo que sí logro es aglutinar personas a mi alrededor.

“Se debe esencialmente a un tema de confianza, de poner sobre la mesa todos los argumentos y dejar que las personas los trabajen, los elaboren, darle el espacio para que ellos propongan de alguna manera; es contar con el otro. Le doy mucha importancia a la participación. Mis decisiones por lo general son todas participativas. No hay decisión en mi Centro que no sea compartida. Tiene que ser en un momento muy puntual, por apretado en tiempo, que no pueda consultar y decida yo”.

– ¿No crees que hayas influido en los resultados aplicados que evidencia el Centro?

– Sí, tiene que ver con eso, con la forma en que trabaja el Centro. A las personas les gusta que las escuchen y poder participar porque tienen muchas ideas. Todas estas redes académicas que se crean son la base del desarrollo del conocimiento. Y donde quiera hay una idea buena. Lo que hay es que estar atento a ello para ayudar a canalizarla y aporte todo el mundo. Creo que eso es lo más importante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s