B-able… soluciones financieras empresariales a la cubana

B-able_-_2015-05-04_09.09.52Por: Odette González Villaescusa/ Cubahora

Estoy en La Habana y tengo ante mí a alguien que, en materia de inversiones, no me habla de “paladares” de lujo, ni de cafeterías, ni de alquiler de habitaciones para turistas por cuenta propia; me habla de “software para el diseño de soluciones financieras empresariales” y me invita a visitar un sitio Web

Es el doctor Benjamín González Jordan, profesor universitario por casi veinte años, y luego asesor de empresas y analista de riesgo empresarial en dos instituciones financieras extranjeras que han operado en Cuba. Afirma categóricamente que en el mundo entero, y también aquí, se abusa de los recortes de gastos y de personal como alternativa para los problemas financieros de las empresas y buscando hacerlas más eficientes.

Sostiene que esta no es, por mucho, la mejor vía, sino la peor, la mayoría de las veces, para el futuro de las empresas. Señala que para cada una es posible diseñar mejores soluciones, sus propias soluciones, teniendo en cuenta las posibilidades que le da su mercado y sus propias particularidades, lo buena que puede ser en algunas cosas y lo mala que es en otras, de manera que genere los niveles de rentabilidad necesarios para sus propietarios y el dinero le alcance para todo lo que debe pagar y lo que necesita hacer.

“El problema es que muchos empresarios y propietarios ponen demasiado énfasis en las utilidades y en los gastos, buscando maximizar la rentabilidad en ventas y el valor de la empresa”, me explica. “Sin embargo, la rentabilidad que una empresa genere para sus dueños, su liquidez y su valor de mercado dependen también y en gran medida de muchas otras variables que a veces se subestiman o simplemente no se toman en cuenta.

“En cualquier empresa del mundo (y de Cuba, por supuesto) se puede reducir gastos, pero en ocasiones esto se hace a costa del trabajador, que es quien verdaderamente crea la riqueza si quiere hacerlo, por lo que no podemos ‘machucarlo’, como diríamos en buen cubano; y muchas veces recortamos gastos necesarios que afectan al empleado mientras tenemos los almacenes llenos de inventarios innecesarios, de dinero inmovilizado, o manejamos mal las relaciones con los clientes y cobramos mal, inmovilizando mucho dinero gratuita e innecesariamente. Y en esto hay etcéteras en todas partes del mundo”.

B-able

Pantalla de B-able, software para soluciones financieras empresariales. (Imagen: Cortesía del entrevistado)

Me muestra los registros de la propiedad intelectual en Cuba y en España de un software “para el diseño de soluciones financieras a la medida de cada empresa”, al que le ha llamado B-able.

– ¿Es posible vender software online desde Cuba?

No desde Cuba, por el momento. Mi software lo distribuye un amigo que reside en España, desde el sitio web que te mostré.

¿Y el bloqueo?

El bloqueo supongo no debe durar mucho. No le conviene a casi nadie y ya se sabe que la posición de Estados Unidos al respecto ha cambiado, aunque es complejo de resolver por el gran entramado de leyes y mentalidades que hay que modificar. Pero mientras tanto, yo no soy “a US person”, ni se utilizarán dólares norteamericanos en las ventas de B-able y este software salió de mi cabeza, no es un activo que se le haya confiscado a nadie, solo a mis horas de descanso.

“Mientras dure el bloqueo las empresas norteamericanas o de capital norteamericano no podrán utilizar B-able, ellos se lo pierden. Lo digo en broma y lo digo también en serio. Mira, hacer algo importante siempre es un reto y para lograrlo hay que plantear situaciones nuevas: ¿quiere el mundo que prosperen iniciativas individuales en Cuba o no lo quiere? Porque con el capital humano que hay en Cuba no se puede esperar que solo haya restaurantes, cafeterías, rent-rooms y “almendrones”. Hay un potencial de creación en todos los campos que está listo para abrirse al mundo, pero el mundo tiene que abrirse a él, como dijera Juan Pablo II.

– De acuerdo con las regulaciones del gobierno cubano, ¿eres “trabajador por cuenta propia”?, ¿pagas impuestos por tus ventas de software?

“Yo no vendo software, solo he creado algo útil que otros pueden vender pagando los derechos que me corresponden por la propiedad intelectual; pero será gratis para las empresas cubanas que quieran utilizarlo con seriedad y responsabilidad. Y en cuanto a los impuestos, hay dos cosas inevitables en el mundo: la muerte y los impuestos. Por supuesto que los pagaré, “me tocan por la libreta”, pues de acuerdo con la nueva ley tributaria vigente en Cuba, los ingresos generados por los cubanos con residencia permanente en el país tributan muy fuertemente, mucho más que las empresas y las personas naturales extranjeras, según una escala progresiva que llega hasta el 50 por ciento para los montos superiores a los 50 mil pesos cubanos anuales de base imponible (unos US $2 083 anuales al cambio actual).

“De paso, como economista te digo que esas tasas tan altas se convierten en un freno al esfuerzo y a la inversión que tanto necesita el país no solo de los extranjeros, y a la larga, además, tienden a reducir los ingresos tributarios totales, por lo que se vuelven contraproducentes; eso está estudiado hace mucho tiempo, lo describe la llamada Curva de Laffer, pero es lo que se ha legislado y hay que cumplirlo”.

¿Por qué crees que tu producto pueda encontrar su espacio y que alguien en el mundo va a confiar en que hayas podido desarrollar algo realmente novedoso y útil en el campo de la informática aplicada a las finanzas empresariales?

-“Yo he dedicado tantas horas de mi vida a estudiar y desarrollar esto porque he analizado miles de estados financieros y he visto y veo todos los días que muchas empresas en el mundo se están autodestruyendo tomando decisiones erróneas, teniendo a la mano soluciones mejores con las cuales pueden ahorrarse millones de dólares, ser más rentables para sus propietarios e incrementar su valor de mercado.

“Por eso estoy convencido de que B-able es útil y lo necesitan millones de empresas en todas partes. Respeto mucho el trabajo de los demás, lo que hasta ahora se ha creado en este campo, que es muchísimo y muy bueno, también gracias a eso he podido crear lo mío. Digamos que he podido ver quizás un tin más lejos porque me he subido sobre las espaldas de muchos gigantes. Y sobre si un cubano puede o no puede, eso lo dirá el mercado, no debo decirlo yo, pero quienes han estado en Cuba saben que hace ya muchos años que mentalmente no estamos en taparrabos”.

B-able es un software(aplicación de escritorio) creado para diseñar las soluciones financieras más adecuadas para cada empresa, ajustadas a sus características, fortalezas y debilidades particulares y a la situación del mercado en que opera.

Se encuentra registrada en los Registros de Propiedad Intelectual en Cuba y España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s