TICs, cuestión de urgencias

1431893985_005662_1431936384_noticia_normalEnamorarse de la tecnología es un oficio como todos, un amor imposible, un ¿Cuándo te veré?, un si estuvieras conmigo, un amor imposible, un amor no correspondido, un amor adolescente, un “El amor en los tiempos del cólera” del Gabo, con Gabriel García Márquez o no, a lo Fermina Laza y Florentino Ariza, un beso que no se dio, una mirada que no pudo hacer más, un orgasmo sin retribución, un no sé qué.

No te cansas de insistir y te sigue diciendo que no, no te cansas de intentarlo.

Son amores incompletos, pero de los que enganchan. Son deseos que se quedan colgados de una brocha como el pintor sin escaleras, el profesor, el doctor o el paramédico sin vocación; el dinero sin oportunidades, las oportunidades sin talento, los cumpleaños sin pitico.

En fin de ida y vuelta o mejor dicho de ida sin vuelta. De ganas.

No importa, yo insisto, luego existo, yo estoy aquí, del lado de acá y de veras lo intentaré siempre, basta que me den un chancecito. Y me alegra que también tengas el tuyo, que ahora se trate de comunicaciones y más, lo mismo desde una pc en un buró, una lap top, un tablet,  que de un pequeño aparatico o dispositivo en la mano, en el bolsillo del jean o en el bolso de mujer.

¡Alto ahí!, diría la psicóloga Pilar Sordo, porque si suena no está en el bolsillito pequeño del bolso, una molestia de los diseñadores, quienes pensaron que sería para el móvil. La realidad, pues nunca se echa en él, es que siguen sin encontrarse en el apuro, porque no son más que otro objeto como parte del entramado difícil de un bolso de mujer.

Cuestiones de estudios mayores.

En la tabla se muestran comparaciones y tendencias entre el smartphone y el tablet. circule o no circule la tecnología en Cuba, las noticias, las estadísticas, las tendencias están entre los adolescentes y jóvenes desde diferentes fuentes.
Ahora, enamorarse de las redes sociales, de la vida social, del “face to face”, ¡Ah!, una quimera mayor, y si es de Facebook, Twitter o Google + en las urgencias mediáticas de Cuba desde las casas, bah.

Por el mundo andan tendencias que llegan a Cuba de diferentes formas. En la tabla se muestranen  comparaciones entre el smartphone y el tablet. circule o no circule la tecnología en Cuba, las noticias, las estadísticas, las utilidades de estamoda, imprescindible para la época, están entre los adolescentes, jóvenes, en la población en general, desde diferentes fuentes.

El uso de las tecnologías y las redes sociales en ellas, dentro de ellas, por ellas y para ellas, van marcando pautas de comportamiento no solo para los medios de comunicación, sino para la comunicación misma, y como parte de ese ritmo nuevo, para las ansiedades, deseos, necesidades, y volviendo al simil con el amor, hasta para las relaciones de pareja, a distancia o no, porque a veces, estar uno frente al otro no significa mirarse a los ojos sino una pantalla táctil, un mensaje, un timbre de quién sabe dónde o de quién sabe el destinatario.

Ahí les dejo con mis enamoramientos no correspondidos. Vaya, entre decepcionados o incomprendidos, entre ganas y anhelos, entre un sí pero no, que como la radio te preguntas cómo es que sigues amándola, perteneciéndole, buscándola, pero se le sigue siendo fiel, tal cual describiera antonio Moltó, prediente de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), en el ramal de los periodistas suprafieles de la radio..

Después me dicen que por ser mujer, una dice que sí, pero no, o no, pero sí ¿Y las redes? ¿Y la conexión? ¿Y los deseos? ¿Y los medios tecnológicos? Nadie los culpa a ellos.

Es que nadie nos manda a enamorarnos y el amor no tiene explicaciones ni cuando se dice adiós. Es tan natural e inexplicable que llega sin pedir permiso e igual se va, pero no voy a ese tema, más complejo aún, prefiero seguir en esta imposibilidad de llegar hasta aquí.

De saberse y quererse, de apagones ocasionales o de falta de tecnología o respuestas, de conexiones, de cables, de satélite, de camino al desarrollo, de promesas,de la espera infinita, de esperanzas, ahora también de miras al “paquete” de las conversaciones  Cuba – Estados Unidos, del que quiere y del que no, del que teme y el que quiere, de lo que tú me ofreces y de lo que yo quiero recibir, de lo que tú puedes, de lo que yo puedo y quiero darte.

Enamorarse tiene muchos costos, la tecnologías también. Se avisoran mejores etapas, que como buena cubana damos por hechas. El ser o no ser de estos tiempos, pasa por el conocimiento de enamoramientos, impaciencias, deseos, prácticas, habilidades o la primicia de todo un elenco, nada despreciable de paneles sobre el cómo, donde y para qué hacer en las redes sociales, con la conexión, que de taller, devino a la Primera Conferencia Internacional “Nuevos escenarios de la comunicación política en la era digital 2015”, que se celebrará los días 5,6 y 7 de junio de 2015 en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Por si las moscas yo diría como la poetisa de tantos lauros, siempre enamorada de la vida y de Cuba, Carilda Oliver Labra, “Me desordeno, amor, me desordeno”.

(Con información de Radio Rebelde)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s