Calisoft y sus bondades

Fibre optic broadband
Fibre optic broadband

Auditoría, diagnóstico, consultorías, evaluación de productos, pruebas de aceptación con el cliente y en adquisiciones de productos, a empresas desarrolladoras de software, son algunos de los servicios que brinda el Centro Nacional de Calidad del Software (Calisoft). Sin embargo a esas bondades se sumará próximamente que nuestro país cuente con el Modelo Cubano de Desarrollo de Aplicaciones Informáticas (MCDAI) de gran utilidad en la industria nacional.

En entrevista con Cubahora, Luis Abel Cobo Espinosa, director general de Calisoft, entidad presupuesta del Ministerio de Comunicaciones, señaló que esta guía será de uso para las empresas que deseen mejorar sus procesos de producción de software en cuanto a metodologías, herramientas, entornos de desarrollo, arquitecturas, modelos de calidad y marcos de trabajos. “Ese es el principal reto hacia el cual se proyectan las acciones de nuestra entidad, pues se trata de normalizar la eficiencia de la producción de software en el país”.

Precisó que el modelo (ya en fase de prueba) deberá normar buenas prácticas para desarrollar softwares con excelencia, permitiendo a las organizaciones certificarse por las normas cubanas y escalar hacia la aprobación internacional en correspondencia con los estándares estipulados en otros países, así como contar con un producto mejor acabado y con superiores elementos para su desarrollo.

Cobo Espinosa argumentó que la necesidad de crear el MCDAI, partió de los altos precios que tienen modelos similares en el mundo, que se comercializan particularmente por los Estados Unidos, y Cuba no puede acceder a ellos debido al bloqueo económico, comercial y financiero que impone ese país al nuestro, ni tampoco a la documentación de las normas (la mayoría de las veces en ingles) ni a preparar a sus especialistas.

“Igualmente aunque existe la voluntad en la industria cubana del software a favor de seguir procesos disciplinados, no se aprecia un marco de trabajo que se alinee con los modelos reconocidos internacionalmente como referencia en la producción de software, ni que establezca lineamientos en esta dirección. Por las características que presentan muchas de las normas y modelos internacionales y las particularidades de las empresas cubanas, surge la necesidad de crear un modelo propio tomando como referencia los existentes pero adaptándolos al contexto de Cuba.

“Otro elemento está relacionado a que los modelos internacionales están pensados para naciones muy desarrolladas y sus grandes empresas, con un sistema regulatorio de condiciones informáticas, que nuestro país no cuenta y ello obstaculiza la producción. A partir del estudio de los principales modelos y estándares de calidad utilizados en la actualidad en el desarrollo de aplicaciones informáticas en todo el mundo, tratamos de crear la nuestra, haciéndola más factible a las características de nuestras empresas y a las necesidades y seguridad que necesitamos.

“Apostamos a un modelo más ligero, amigable, dirigido a una mejor organización, que se adapta a pesar de los pocos recursos a un mercado internacional, pues no deja de perder su utilidad y valores informáticos. Algo valioso del MCDAI es que aparte de sus aportes computacionales se le agrega el control interno, lo que contribuye a fortalecer la seguridad y soberanía tecnológica así como accesibilidad a la hora de utilizarse en las diferentes empresas”.

El Director General de Calisoft subrayó que la propuesta que coordina su empresa ha sido resultado del trabajo mancomunado de varias entidades como Datys, una empresa de alta tecnología, especializada en el desarrollo de aplicaciones informáticas, Empresa Nacional de Software (Desoft) así como también el trabajo conjunto con universidades, como la de las Ciencias Informáticas (UCI).

Una empresa muy joven

Surgida a principios de años como entidad dependiente de la UCI, Calisoft tienen además el propósito de brindar servicios enfocados a cursos para preparar equipos de desarrollo en temas de calidad. Para ellos cuentan con un capital humano muy joven, lo que permite crear posibilidades de acceso permanente al conocimiento, a las novedades tecnológicas y a las mejores prácticas, asegurando así su desarrollo profesional y sentido de pertenencia en la instalación.

A la par cuentan con dos departamentos productivos, el de evaluación de productos y procesos y el de investigación y desarrollo, este último encargado de estar al tanto de como se mueve el mundo en temas de informáticas y calidad de software, explicaron Lisandra Díaz Figueredo, jefa del departamento de Evaluación de productos y Anisbert Suárez Batista, directora en funciones del departamento de Desarrollo e Investigación

Las especialistas destacaron que la creación de herramientas informáticas que ocupan a los desarrolladores de software en Cuba debe estar encaminada a satisfacer las reales necesidades de programas para el avance del país. Coincidieron en que los softwares cubanos están en condiciones de insertarse en mercado internacional, aunque hay que seguir insistiendo en sus potencialidades.

Los servicios que brinda actualmente Calisoft se realizan de forma gratis, aunque según Cobo Espinosa en algún momento piensa cobrarlos, de acuerdo a los nuevos escenarios que vive el país. Para acceder a ellos las empresas deben firmar un contrato y su solicitud puede hacerse a través del correo electrónico: servicios@calisoft.cu, llegando personalmente a la entidad cita en calle 17 entre E y D, en el Vedado, o mediante el teléfono 78356108.

La jefa del departamento de Evaluación de productos dijo que en el este se realizan pruebas de aceptación y adquisición de productos informáticos y además se examinan las características presentes en normas de calidad cubanas e internacionales, a partir de su funcionalidad, eficiencia, confiabilidad. “Estos servicios los hemos ofrecido en Venezuela y la experiencia ha sido muy provechosa, con resultados favorables para los clientes y nuestro país”.

Por su parte la directora en funciones del departamento de Desarrollo e Investigación señaló que en Calisoft cuentan con un equipo auditor que evalúa el cumplimiento de buenas prácticas en el proceso productivo del software, además tienen especialistas que se dedican a diagnosticar informaciones sobre las necesidades propias del cliente para elaborar su producto así como realizan consultorías no solo con el MCDAI sino también con otros modelos de calidad que tienen el Centro.

Se trata como apuntaron los entrevistados de sostener y desarrollar el nivel de organización, eficiencia y eficacia de la industria cubana de software, de forma tal que satisfaga las necesidades de informatización de la sociedad cubana, con un nivel de competitividad acorde a los estándares internacionales, logrando potenciar las exportaciones de software.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s